LEY SEGUNDA OPORTUNIDAD HIPOTECAS

Hipotecas

La L.S.O. explicita que los créditos con garantía real, como el hipotecario,quedan excluidos de la exoneración. Si tienes hipoteca y quieres llegar a un acuerdo para librarte de ella, la forma de proceder es proponer al banco la dación en pago de la vivienda de forma total y que el banco acepte la entrega de la misma sin que pueda reclamar ningún tipo de cantidad al respecto. En la misma propuesta, si se trata de la vivienda habitual y se quiere permanecer en ella, también se puede negociar un alquiler justo.

Cuando no se consigue un acuerdo  se presenta concurso, el bien se liquida y la parte de deuda hipotecaria que no se ha satisfecho se exonera.

Si el deudor quiere conservar su casa y ésta es su vivienda habitual, la ley marca que se puede hacer si se cumplen unos requisitos. Estos son, a grandes rasgos, que se trate de la vivienda habitual y que el valor de la vivienda no supere notablemente el capital pendiente de la hipoteca. Así, acogiéndote a la L.S.O, cancelarás el resto de créditos lo que te permitirá poder seguir pagando más cómodamente tu hipoteca.

No nos olvidemos que lo que se firma hipoteca un bien, el cual debe actuar de garantía. Gracias a la Ley de Segunda Oportunidad, la vida de la persona ya no se ve hipotecada  por haber adquirido un préstamo que, por sus circunstancias personales actuales, no puede pagar.

¿Te ayudamos?

Please type your full name.
Invalid Input
Invalid email address.
Invalid Input
Invalid Input