Casos de éxito

Algunos ejemplos de casos resueltos gracias a la nueva ley

Estefanía Sánchez

Una trabajadora en régimen de seguridad social como dependienta en unos grandes almacenes. Propietaria de una vivienda con hipoteca de 70.000 €.

Hace 8 años avaló a su hija y su yerno en un prestamo de 95.000 € para emprender un negocio que parecía  prometedor: un restaurante con catering.

El negocio fracasó y tuvieron que cerrar las puertas. La entidad financiera  al incumplir su hija en el pago del préstamo, reclamó inmediatamente  la deuda que Estefanía había avalado, y al no ser satisfecha realiza una anotación de embargo de su vivienda.

Estefanía,  separada con otro hijo menor y sin ayuda de ningún tipo,  con una nómina de 950 € , no puede  hacer frente a las deudas. Propone la única solución que encuentra: entregarles su vivienda a cambio de cancelar sus deudas (Dación en pago). El Banco no acepta la propuesta.

Estefanía entonces se acoge a la Ley de la Segunda Oportunidad:

  • Se intenta el pacto extrajudicial con el mediador concursal que es rechazado.
  • Se convoca el concurso consecutivo y el juez acuerda ordenar la liquidación de la vivienda y la cancelación total de las deudas

 

Estefanía a ha rehecho su vida plenamente gracias a la segunda oportunidad.

Matrimonio Roses

Hemos  escogido este testimonio porque es una muestra muy fehaciente de la realidad en que están sumidas muchas familias de nuestro país, debida a la cruenta crisis que ha azotado a nuestra economía.

José miguel trabajaba como empleado de seguridad en una compañía y Carmen trabajaba como agente comercial en una empresa de servicios informáticos. Con dos hijos de 7 y 4 años vivían un buen momento de felicidad y prosperidad.

Al estallar la crisis, en un  periodo de un año ambos perdieron sus puestos de trabajo, y con el agravante de que Miguel dependía de FOGASA, Fondo de Garantía Salarial. Para recibir su indemnización tenía por delante un largo proceso por delante.

Su patrimonio era una casa hipotecada  y dos vehículos en préstamo. A no satisfacer las cuotas fueron embargados secuencialmente. La entidad bancaria que les había facilitado la hipoteca acabo poniéndoles una demanda, y un posterior juicio concluyó con el embargo de su vivienda y una ejecución hipotecaria.

A la familia Roses Mínguez se le desposeyó de su vivienda y le fué adjudicada una deuda diferencial de 120.000 €, el resultado entre al valor de la vivienda y la deuda crediticia con el banco.

En resumen la familia se quedó sin su vivienda y con una deuda total entre la deuda hipotecaria, los préstamos y costes judiciales de 160.000 €.

La familia Roses Mínguez se acogió a la Ley de la segunda oportunidad, y después de proponer un pacto extrajudicial que fue rechazado por las entidades bancarias se convocó concurso. Acogiéndose a sus circunstancias y la ley cancelaron la totalidad de sus deudas mediante la resolución judicial.

La familia Roses Mínguez ha podido rehacer su vida completamente y enfocar un futuro mucho más esperanzador para ellos y para sus hijos.

 

Nuestras felicitaciones una vez más

Jesús Rodríguez

Jesús, propietario y administrador de una empresa de carpintería de aluminio. Tenía tres líneas de crédito y el banco al empezar la crisis cambió las condiciones  y le hizo avalar con su patrimonio personal todas las líneas de crédito,  y préstamos de su sociedad, por importe de 520.000 €.

  • La empresa Estructuras Grimau S.L. debe cerrar su actividad por falta de viabilidad, despide al personal, y solicita concurso de acreedores, iniciándose la liquidación
  • Al no ser satisfechas las cuotas, las entidades financieras dirigen sus acciones contra el patrimonio personal de Jesús para reclamarle el importe de 520.000 €.

 Jesús, tenía a su nombre una vivienda hipotecada y su sociedad, debía 200.000 € a la misma entidad financiera con la que tenía hipotecada su vivienda. Además figuraba como aval en todas las operaciones.

  • Jesús, intenta ahora trabajar para una empresa de cuenta ajena en otro sector, aunque su sueño sería hacer lo que ha hecho durante los últimos años: trabajar en lo que realmente se desenvuelve bien, pero sin endeudarse nunca más.
  • Jesús  inicia el proceso  de la ley de la segundas Oportunidad, con un primer intento de pacto extrajudicial de pagos a través de un mediador. Su propuesta extrajudicial no es aceptada por las entidades financieras, y se inicia el concurso de Jesús como persona física.
  • El Juez declara la liquidación de la masa activa (su vivienda hipotecada), se concluye concurso de Jesús, y se declara la extinción del pasivo insatisfecho del total de la deuda de 520.000 € + 200.000 € que adeuda por la hipoteca de su vivienda.

 

Antonio, ya no tiene ninguna deuda y puede volver a su profesión de siempre y volver empezar de o sin ninguna carga financiera. ¡Enhorabuena!