LEY SEGUNDA OPORTUNIDAD FAMILIAS Y PARTICULARES

La Ley  de la Segunda Oportunidad modificación de la Ley Concursal pero para personas físicas

Familias y Particulares

La Ley de la Segunda Oportunidad es para particulares, es decir, se trata de una modificación de la Ley Concursal pero para personas físicas.

En su origen la  ley se creó  exclusivamente para las empresas. Cuando ven reducidas sus ventas y, en consecuencia, no pueden asumir el pago de los salarios de los trabajadores, facturas de proveedores, etc, al amparo de la Ley Concursal se declaran en concurso de acreedores (lo que se conoce como “suspensión de pagos”) y es un administrador concursal quien liquida las cuentas y los bienes de la sociedad y decreta cuales son los pagos que deben realizarse y en qué orden para saldar las deudas de la empresa.

La Ley de la Segunda Oportunidad  que, por primera vez en el año  2015,   permite que se acojan todo tipo de personas, tengan ingresos propios o carezcan de ellos, sean trabajadores asalariados, pensionistas o en situación de desempleo.

Y, de igual manera, será un administrador concursal quién decrete, con los ingresos y bienes de la persona, qué pagos a acreedores se realizarán y el importe de deuda que no se pueda asumir queda oficialmente saldado.

El nivel de ingresos no importa porque si se puede demostrar que con lo que se ingresa no se pueden pagar todas de las cuotas de las deudas, éstas se pueden reducir mediante un acuerdo extrajudicial de pagos  que se confecciona en base a lo que su economía puede asumir o se pueden eliminar, presentando concurso consecutivo y obteniendo, al final del proceso,  un auto de cancelación de deuda.

¿Te ayudamos?

Please type your full name.
Invalid Input
Invalid email address.
Invalid Input
Invalid Input